El fuego comenzó alrededor de las 19.30 horas en una caseta y desde ahí se extendió a la finca anexa, donde se incendiaron paja apilada y unos boxes de caballos. A pesar de que uno de los propietarios intentó evacuar a todos los animales, dos de ellos murieron.

Tras controlar el incendio, los bomberos extendieron la paja para facilitar la completa extinción del fuego. Alrededor de las 2 de la madrugada se ha dado por finalizado y se han retirado los últimos efectivos, ha informado el Gobierno foral en una nota.

Consulta aquí más noticias de Navarra.