Boca do Inferno en Cascais
Imagen del acantilado Boca do Inferno en Cascais. WIKIMEDIA

Un turista español ha resultado gravemente herido al caer de una altura superior a 15 metros mientras tomaba una foto en el acantilado Boca do Inferno en Cascais, a unos 25 kilómetros al oeste de Lisboa.

Fuentes de la Fuerza Aérea de Portugal confirmaron que el turista, de 44 años, fue rescatado por un helicóptero sobre las 19.00 hora local de este miércoles (18.00 GMT) y trasladado al hospital de Santa María en Lisboa, donde sigue ingresado con pronóstico grave.

El hombre se subió a las rocas del acantilado Boca do Inferno, uno de los puntos más frecuentados por los turistas en Cascais, para sacar unas fotos, pero se desestabilizó y cayó al vacío, lo que le causó traumatismos graves en la cabeza y los brazos.

En el rescate participaron miembros del cuerpo de bomberos local y del Instituto Nacional portugués de Emergencia Médica (INEM), así como un helicóptero de la Fuerza Aérea solicitado por la Capitanía del Puerto de Cascais.