Parque Miguel Servet De Huesca
Parque Miguel Servet De Huesca EUROPA PRESS

Esta técnica permite evitar la utilización de productos químicos potencialmente dañinos para las personas y realizar un control de plagas completamente ecológico, utilizando especies inocuas para el ser humano y que son depredadoras de las plagas que dañan el arbolado.

Las especies seleccionadas se irán liberando en función de los problemas o plagas que se vayan detectando en los diferentes espacios públicos, ha informado el Ayuntamiento de Huesca en una nota de prensa.

Según ha indicado, en la plaza Europa y en el paseo de las Autonomías se han liberado ejemplares de mariquita de dos puntos (Adalia Bipunctata) para poner bajo control a los pulgones y en las calles del Parque y Rioja se ha procedido a la suelta de ejemplares de Anthocoris Neporalis, una especie de chinche depredadora de diferentes tipos de Psila.

Esta labor la realiza una empresa de Huesca con actividad en todo el país y altamente especializada en control biológico, tanto por las técnicas innovadoras que aplica a la hora de hacer el servicio, como por el reconocimiento que ha obtenido por sus trabajos, han apuntado las mismas fuentes.

TÉCNICA INOCULATIVA

La técnica de liberación que se va a utilizar es la inoculativa, que consiste en liberar de una sola vez la especie beneficiosa para que esta se vaya reproduciendo y pueda combatir así la plaga de forma natural.

Estos trabajos de estudio, análisis y suelta empezaron el pasado mes de abril pero, por el momento, aún es pronto para hacer valoraciones, aunque los datos recabados indican que se avanza por buen camino, han indicado desde el consistorio.

Hasta el próximo mes de noviembre, se realizarán los últimos muestreos y visitas de seguimiento para, una vez iniciado diciembre, elaborar una memoria técnica final del servicio.

Las sueltas se producen colgando de los árboles de las zonas afectadas una serie de casas-nido para las especies beneficiosas. Así, se consigue que se vayan aclimatando a la zona, de manera que salen de ellas por sí mismas cuando lo consideran oportuno.

Este método es natural y los materiales que se emplean para la fabricación de las casas-nido son cien por cien biodegradables "por lo que esta técnica de control de plagas es absolutamente respetuosa con el medio ambiente", han concluido desde el consistorio.

Consulta aquí más noticias de Huesca.