Cinco motores para el Mazda 3
El Mazda 3 puede adquirirse con cinco motores distintos, tres gasolina y dos diésel, de entre 101 y 165 CV de potencia. KM77.COM

El Mazda 3 ya está disponible. Se trata de un turismo con opción a ser adquirido en versiones de cuatro y cinco puertas. En el caso del cinco puertas, su longitud es superior a la de los modelos con los que compite, como el Volkswagen Golf, el Ford Focus o el Opel Astra (todos ellos también de cinco puertas). La versión de cuatro puertas, denominada SportSedan, es una alternativa a modelos como el Fiat Tipo, el Hyundai Elantra o el Volkswagen Jetta.

Hay cinco tipos de motor disponibles: dos diésel (1.5 de 105 CV y 2.2 de 150 CV) y tres gasolina (1.5 de 101 CV, 2.0 de 120 CV o 165 CV). La versión básica, el 1.5 gasolina de 101 CV y cinco puertas, tiene un precio de salida de 15.550 euros, y el SportSedan se vende a partir de 18.125 euros; son precios estándar respecto a sus competidores (comparativas I, II y III). El funcionamiento de los diésel es realmente bueno: tienen un rango útil de revoluciones muy amplio, responden bien y apenas vibran entre 1000 y 5000 rpm. Además, con la versión más potente se aprecia una aceleración contundente.

La versión básica de gasolina tiene un buen rendimiento, no tan afinado como el de los diésel, pero correcto; sin ser un vehículo lento, quizá se eche en falta un punto extra de potencia cuando el coche va cargado y con pasajeros. Tanto los diésel como los gasolina llevan de serie tracción delantera y caja de cambios manual de seis velocidades, aunque de manera opcional se puede incluir cambio automático (también de seis relaciones, en esta imagen) en los dos diésel y el gasolina de 120 CV.

Es un vehículo ágil en las curvas, con buena respuesta a los movimientos del conductor al volante. La suspensión, aunque es firme y cómoda, puede resultar algo incómoda en resaltos o irregularidades, que provocan rebotes secos y bruscos (especialmente apreciables en la parte trasera del vehículo). Por dentro, sin embargo, da sensación de solidez aun conduciendo por carreteras en mal estado, ya que ni así se escuchan ruidos extraños.

Aspecto interior del Mazda 3

Su parte interior es algo pequeña en relación con sus dimensiones exteriores. Caben cuatro adultos de estatura media aparentemente sin problemas, aunque modelos competidores de otras marcas (como el Hyundai i30) tienen más espacio. Con el maletero ocurre lo mismo: el volumen es correcto, pero no excesivo. La versión cinco puertas tiene un maletero con 364 litros de capacidad, por los 419 del SportSedan.

El Mazda 3 tiene tres niveles de equipamiento posibles: Pulse, Style y Luxury. El primero sólo está disponible con el motor gasolina de 101 CV y en la versión de cinco puertas. En el nivel Style ya salen de serie elementos como el climatizador de dos zonas, el programador de velocidad, reguladores de altura en los asientos, botón de arranque, elevalunas eléctricos en todas las puertas, radio con USB y Bluetooth y llantas de 16 pulgadas. En el Luxury, además, se añaden otros extras como un sistema de proyección de datos por encima de la instrumentación (imagen), cámara de visión trasera, faros de xenón, retrovisores con plegado eléctrico y llantas de 18 pulgadas.

Este modelo de la compañía japonesa incluye algunos sistemas de ayuda a la conducción, como el programador de velocidad activo (que puede avisar al conductor si la distancia de seguridad con el vehículo que circula delante se reduce mucho), un dispositivo que frena el coche por sí mismo en caso de riesgo de accidente por ciudad (funciona entre 4 y 30 km/h) y una alerta por cambio involuntario de carril.

Más información del Mazda 3 en km77.com, con precios, galerías de imágenes, impresiones de la conducción y del interior.