Oliver ha realizado estas declaraciones a preguntas de los periodistas después de que este pasado miércoles se constituyera en Málaga el grupo de trabajo para "definir una hoja de ruta" para promover la candidatura malagueña como sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y de que el regidor de esta ciudad valorara la candidatura granadina y sus posibilidades de competir desde el punto de vista de la conectividad.

Recalcó que la conectividad aérea de Málaga es "formidable" y que sirve a ciudades como Granada, Córdoba y Sevilla. A ello añadió: "Granada tiene todos mis afectos y respetos, pero a la hora de competir con otras ciudades, como Milán (Italia) o Estocolmo (Suecia), la conectividad aérea de Milán es muy difícil que Granada la ofrezca", ha añadido.

Oliver ha lamentado que en su momento no se aprobara la moción que impulsó su partido en torno a esta candidatura y cree que esta situación es un ejemplo de lo que

puede pasar en la ciudad "si no dejamos a un lado los intereses partidistas".

"Eso le cuesta a la ciudad que Málaga se nos haya vuelto a adelantar", ha agregado Oliver, que ha vinculado el deseo de Málaga de competir por ser sede de la Agencia Europea del Medicamento con el "pasotismo" que a su juicio tenía el anterior equipo de gobierno (PP) con este asunto.

"No se dieron muchas prisas ni mostraron mucho interés porque lo mismo ya sabían algo", ha razonado, al tiempo que ha querido recordar al regidor malagueño que "su partido -por el PP- es el que tiene aislado a esta ciudad por tierra, mar y aire desde hace mucho tiempo".

Pese a todo ello, ha explicado que eso no implica que Granada no opte a ser la sede; pues tiene "potencial, posibilidades y medios" para seguir aspirando a ello, vinculándolo además con la marca ciudad de la salud que Granada se viene labrando en los últimos años.

Consulta aquí más noticias de Granada.