Ciruelas de Tany Nature
Ciruelas de Tany Nature EUROPA PRESS

El presidente de esta compañía, Atanasio Naranjo, ha elogiado el "proceso bien hecho" para llegar al gigante asiático, y ha reivindicado que hay que "mejorar mucho en logística" dado que la región extremeña vive "de los puertos, básicamente, de Algeciras y de Lisboa".

En declaraciones a Europa Press Televisión, este empresario ha añadido que del puerto de Lisboa "queda mucho por desarrollar", el de Sines "es una permanente promesa", y Algeciras "está saturado" lo cual "puede ser que caiga a favor de Tánger", lo cual sería "un drama" para los productores extremeños, ha sostenido.

Naranjo ha expuesto que actualmente tardan unos 30 días en llegar a China por lo que si se quiere desarrollar la industria agroalimentaria en un área "tan carente de mano de obra y el único cultivo social", es necesario "mimar mucho estos puertos", ha dicho.

Asimismo, ha destacado que "habrá que mejorar mucho las carreteras del levante" así como hacer "buques más rápidos". "Si lo hacemos bien y el mercado se consolida, el número de contenedores puede ser impensable", ha augurado.

"POR FIN SE NOS HA ABIERTO" CHINA

Atanasio Naranjo ha ensalzado que "por fin" se ha abierto China continental, al tiempo que ha alabado el "gran esfuerzo de las administraciones" tanto regionales como del Gobierno central en este sentido.

Naranjo ha resaltado que "en primer lugar" han sido las empresas frutícolas las que se han interesado por este mercado porque "el sector está muy dinámico". Por ello, la Asociación Extremeña de Fruticultura (Afruex) lleva años asistiendo a la feria de fruilogística de Hong Kong dando a conocer la "calidad" de la fruta extremeña.

El presidente de Tany Nature ha detallado que "toda la fruta del Valle del Guadiana es de ascendencia chino-japonesa", motivo por el cual el mercado chino está "sorprendido" de las variedades que se han dado y cómo han "mejorado" en España.

Sobre los motivos que les han llevado a elegir China para llevar la fruta de hueso, Naranjo ha puesto en valor "el desarrollo que está teniendo" el gigante asiático así como su población. "Además es un país que valora mucho la calidad, ellos buscan un producto de primor que les sorprenda en los cinco sentidos y nosotros tenemos una fruta que puede hacerlo", ha afirmado.

En ese sentido, ha subrayado que mientras "nosotros regalamos ramos de flores", los chinos "tienen la costumbre, afortunadamente, de regalar fruta", de la cual no miran "tanto" el precio, sino más bien que no haya "ninguna sorpresa desagradable ni en sabor, ni en color, ni en tamaño, ni en dureza".

En cuanto al camino recorrido para llegar a exportar a China, este empresario ha lamentado que "hay muchas barreras de entrada" porque ellos también son productores, pero valoran la "innovación" de las producciones extremeñas.

Entre los condicionantes que han puesto para abrirse a la fruta española, lo principal ha sido, según Naranjo, la sanidad tanto en seguridad alimentaria para el consumidor como en el material vegetal, para evitar la exportación de "enfermedades que no tienen", ha explicado.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.