Esta nueva forma de aplicar el tratamiento se denomina radioterapia estereotáxica corporal (SBRT) y es la evolución de un tipo de radiocirugía ambulatoria que se aplicaba únicamente para lesiones tumorales intracraneales y malformaciones vasculares cerebrales (SRT) y ahora, se puede aplicar a otras zonas del cuerpo humano consideradas 'móviles', con una localización más precisa que evita daños colaterales.

Estos tratamientos están disponibles para el cáncer a través de la cirugía, la quimioterapia y diversas formas de radioterapia, siendo, en el caso de la radioterapia, un tratamiento ablativo para tumores.

Además, se aplica en lesiones de menos de 6 centímetros y en menos de 5 sesiones, con un período inferior a dos semanas, ya que la carga de la radiación se puede multiplicar por diez en cada sesión de tratamiento.

Según ha explicado el médico especialista en Oncología Radioterápica del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria, José Javier Martín, "los pacientes candidatos a este tipo de técnica son seleccionados previamente y derivados del Comité de Tumores del centro hospitalario, desde donde se estudia la idoneidad de la radioterapia en cada uno de ellos dependiendo de su patología y de otros requisitos, ya que de esta manera se garantiza mayores probabilidades de éxito".