Así lo ha expuesto la organización sindical en un comunicado en el que también destacan la dejadez en materia de seguridad y salud, ya que "los vigilantes han tenido que realizar acompañamientos y contenciones a pacientes", un trabajo que corresponde a celadores.

De esta manera, los vigilantes han realizado los acompañamientos "sin guantes de seguridad y sin advertencia previa de determinadas patologías infecciosas de los pacientes". Así, como ejemplo, indican que un trabajador ha conocido posteriormente que había acompañado a un enfermo de tuberculosis.

Además, "carecen de un vestuario donde cambiarse, se hacinan en un pequeño habitáculo con un pasillo de 0.90 por 1.50 metros" y "tampoco disponen de duchas ni aseos propios, ni tan siquiera dispensador de agua", según indica CCOO.

En esta misma línea, el sindicato ha manifestado que "en estas precarias condiciones no es de extrañar que se produzcan robos", ya que los trabajadores "no disponen de taquilla propia".

Por otro lado, ha destacado "el contraste" de esta situación con otras instalaciones de descanso del personal del Hospital, que cuenta con "espléndidos sillones y televisores de plasma".