Material decomisado por la Guardia Civil.
Material decomisado por la Guardia Civil. GUARDIA CIVIL

El Cuerpo ha informado a través de una nota de prensa de que este miércoles los agentes de Vigilancia Pesquera del Principado de Asturias advirtieron al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de la Comandancia de Gijón de la presencia de los furtivos.

Los efectivos visualizaron a uno de ellos, que portaba la bolsa de tela con los percebes, cuando salía en bañador por la playa, intentando confundirse con los bañistas.

Al restante se le localizó en un vehículo a través de un dispositivo de control de las salidas de la playa hacia las vías de comunicación principales. El denunciado portaba el material utilizado para la pesca (una mochila, dos 'paipos' o flotadores, dos 'perceberas' o 'cavadoiras', dos pares de aletas y dos trajes de neopreno).

Los percebes fueron entregados en una residencia de ancianos y las artes de pesca, decomisadas, quedando a disposición de la autoridad administrativa sancionadora.

La Guardia Civil informa de que el modus operandi resulta similar en estos casos. Los furtivos acuden en vehículos hasta la costa asturiana limítrofe con Cantabria, se hacen con la pesca furtiva y posteriormente salen del agua por separado, tratando de camuflarse entre la gente para no llamar la atención.

Uno de ellos lleva la pesca y otro el material empleado para así no ser interceptados con las dos cosas, puesto que la utilización de determinado material constituye ya de por sí una infracción añadida. Finalmente, ambos se reúnen donde tiene el vehículo estacionado para regresar de vuelta a Cantabria.

Consulta aquí más noticias de Asturias.