Los propietarios de la vivienda, sita en la calle Enrique Segura Otaño, denunciaron ante la Policía Nacional haber sufrido el robo de gran cantidad de joyas en su interior mientras estaban de vacaciones.

Los policías que se personaron en el lugar comprobaron que la puerta de acceso al domicilio no presentaba síntomas de forzamiento, si bien se encontraba fracturada una caja fuerte que las víctimas tenían en una de las habitaciones, de donde les habían sustraído las mencionadas joyas.

Las gestiones llevadas a cabo por los agentes dieron como resultado la plena identificación, localización y detención de la empleada de hogar de esta familia, quien presuntamente habría accedido al domicilio en compañía de su pareja y ambos habrían robado en su interior.

Los detenidos son un hombre de 36 años, con antecedentes, y una mujer de 43 años, quienes tras la instrucción del pertinente atestado fueron puestos a disposición de la autoridad judicial.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.