Anguila
Anguila. GTRES

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha rescatado 1.800 anguilas de unos 20 centímetros que se encontraban a punto de morir asfixiadas en el río Cachón, atrapadas justo en su desembocadura y en un momento en el que el agua no se renovaba, siendo devueltas a aguas más seguras en el río Barbate.

En una nota, la Junta ha recordado que la Consejería dispone de un Plan de Gestión de la Anguila, en el que participan numerosos profesionales, por lo que se activó a agentes de Medio Ambiente para la operación de rescate tras el aviso realizado por miembros de vigilancia mortandades de peces.

Así, los agentes de Medio Ambiente y Agua han realizado labores de vigilancia durante los últimos días para evitar problemas con los bañistas de la zona y supervisar el estado de las anguilas.  

Asimismo, ha recordado que la anguila europea se encuentra catalogada por la Unión internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como especie en peligro crítico, por lo que actualmente tiene una moratoria de pesca de diez años.  

Las labores de conservación de esta especie que realiza la Junta de Andalucía se amplían, además de a la vigilancia, a la repoblación. En este sentido, la última suelta de anguilas por parte de la Consejería de Medio Ambiente se produjo el pasado 21 de mayo en San Fernando, donde se soltaron 30 kilos de esta especie.

Entre 2011 y 2016, la Junta ha soltado cerca de 1.400 kilos de anguilas para que inicien su migración y puedan repoblar más adelante

Finalmente, ha señalado que entre 2011 y 2016, la Junta habrá soltado cerca de 1.400 kilos de anguilas para que inicien su migración y puedan repoblar más adelante la Bahía de Cádiz, el Guadalquivir, y todos los ríos andaluces en los que pueda habitar esta especie.  

Cabe recordar que la anguila es un pez migratorio que llega a las costas europeas y andaluzas como angula, su estado alevín, procedente del Mar de los Sargazos, en el océano Atlántico.