El detenido también había instalado una cámara en un lavabo al que tenían acceso los clientes, por lo que se investiga si hay grabaciones de menores y ha incurrido en un delito de pornografía infantil.

El hombre, que tiene clínicas en Bellpuig, Borges Blanques y El Pont Suert, fue detenido el 8 de agosto por un delito de revelación de secretos y la investigación continúa abierta.

Consulta aquí más noticias de Lleida.