Así lo ha señalado este martes la titular del departamento, Ángeles Vázquez, que se desplazó hasta el ayuntamiento de Sober, para interesarse por la situación.

Los primeros cálculos cifran en unas 50 hectáreas el área más damnificada, lo que supone unos 400.000 kilos de uva, con un valor de unos 500.000 euros. Los viticultores consideran que el próximo año solo se podrá recuperar en torno a un tercio de la producción actual.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.