El concejal de Festejos en el Ayuntamiento de Gijón, Jesús Martínez Salvador (Foro), ha defendido este martes como "correcta" la decisión de Divertia de lanzar los Fuegos de Begoña pese a las condiciones climatológicas, al insistir en que no era "razonable" aplazar o suspender el espectáculo pirotécnico, adjudicado a Pirotecnia Pablo.

Martínez Salvador, en rueda de prensa en la Casa de la Palmera, ha explicado que vieron con "sorpresa" la aparición de la bruma la mañana de ese día, con lo que automáticamente contactaron con los meteorólogos del aeropuerto, que a su vez consultaron con el Centro Meteorológico del Norte de España, que está en Santander. Este pronosticó que la calima iba a aumentar hasta los 300 metros, por lo que, este hecho, teniendo en cuenta que la altura máxima de los fuegos era de 250 metros, hacía indicar que no iba a ver problemas de visibilidad.

Asimismo, habiéndose visto de noche la zona de la playa San Lorenzo más despejada que a la tarde, "nadie", según el edil, hubiera entendido que no se hubieran lanzado los fuegos. Ha reconocido, eso sí, que la previsión sobre la bruma no fue acertada y quedó a menos de los 300 metros anunciados. Esto, unido a la ausencia de viento, provocó un problema mayor a la visibilidad de los fuegos.

Con todo, ha reiterado que la decisión fue "correcta" desde el punto de vista climatológico y, en términos económicos, ha aclarado que solo las causas climatológicas que pusieran en riesgo la seguridad de las personas que estuvieran viendo el espectáculo podría hacer suspender los fuegos sin coste.

En cuanto a la posibilidad de aplazar el espectáculo, ha recalcado que se necesitan numerosos permisos con Delegación de Gobiweerno desde varias semanas antes al lanzamiento, además de que en el dispositivo participan unas 150 personas, y no solo de personal municipal, lo que implicaría un coste para otros órganos y administraciones.

Ha llamado la atención, además, sobre que el Restallón no se pudiera haber lanzado. A este respecto, ha remarcado que cuando hay 1.000 kilos de explosivos en la zona del Cerro sería "una temeridad" haberlo hecho, además de que está "totalmente prohibido".

Ha reiterado, también, que hubiera llevado días de tramitación el aplazarlo, además de recalcar que la solicitud ante Delegación de Gobierno es para un día y una zona en concreto. Tampoco se podía, por tanto, lanzar desde otro lugar para intentar una mayor visibilidad, sin obviar que se tarda varios días en el montaje.

Martínez Salvador ha descartado también el lanzamiento fuera de los festejos de la ciudad. Para él, no tiene sentido desvincularlos de los festejos de la Semana Grande, de la que ha aprovechado para destacar que fue un éxito, con la ciudad llena, 11.000 espectadores que vieron el musical 'Priscilla, Reina del Desierto', en el Teatro Jovellanos, o lleno en las representaciones de la Terraza del Botánico.

El edil ha destacado que también hubo mucha suerte con el tiempo en la Semana Grande. Es por ello,que ha considerado que la "mala suerte" en la Noche de los Fuegos no puede empañar la globalidad de la Semana Grande, que ha sido "un éxito", según él.

Consulta aquí más noticias de Asturias.