Grifo De Agua  En Un Hogar De Cáceres.
Grifo De Agua En Un Hogar De Cáceres. EUROPA PRESS

El abastecimiento de la localidad depende de una toma ubicada a una cota media del embalse, con lo que no permite aprovechar al máximo las reservas de esta infraestructura para cubrir la demanda de agua de boca.

Por ello, y ante el periodo seco que está viviendo el sistema, que está reduciendo las aportaciones del río Ésera a Barasona y provoca, además, un uso mayor del volumen almacenado, se ha llegado a una situación en la que la toma ha quedado prácticamente por encima del agua embalsada.

El volumen actual del embalse (un 28,4 por ciento y 24 hectómetros cúbicos), a pesar de que las aportaciones del río se sitúan por la escasez de lluvias desde mayo en situación de emergencia, no presenta dificultad en cubrir los usos concesionales del mismo, principalmente el regadío del sistema del Canal de Aragón y Cataluña.

También sería suficiente para cubrir el abastecimiento si no fuera por la situación de la toma, a cota demasiado elevada para aprovechar el volumen de embalse, que provoca que en años secos y de mayor consumo el abastecimiento se vea afectado.

Los camiones cisterna atenderán la demanda del municipio hasta la recuperación del embalse y servirán agua al depósito situado junto al embalse, ha informado la CHE en una nota de prensa.

Consulta aquí más noticias de Huesca.