El sindicato CSI protesta por la "represión" hacia trabajadores en una filial de ALSA

  • El sindicato CSI ha organizado este martes una manifestación desde Muñigos hasta Covadonga, en el concejo asturiano de Cangas de Onís, en la que han protestado ante la "represión" que aseguran qu existe en la empresa Ebrobus, del grupo ALSA.
Manifestación
Manifestación
CSI

Los organizadores aseguran que la nueva dirección pretende "amedrentar" a los trabajadores y afirman que la mayoría de las "amenazas" van hacia delegados sindicales y trabajadores de CSI, que pueden ser sancionados con entre 45 y 60 días de empleo y sueldo. Han hablado del caso de un intento de sanción a un trabajador por el simple hecho de dar "dos mordiscos a una manzana para hidratarse".

El diputado regional de Podemos Enrique López ha participado en la manifestación. "Quienes representamos a la sociedad asturiana debemos estar al lado de los trabajadores y representantes sindicales, que lo único que hacen es intentar defender los derechos y combatir los atropellos por parte de las empresas, que muchas veces no están dispuestas a respetar los derechos mínimos de sus trabajadores", ha dicho.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento