La Policía Foral ha detenido esta madrugada a un vecino de La Barranca por quebrantar la orden de alejamiento que tiene impuesta sobre un familiar.

Sobre la una de la madrugada, agentes de la comisaría de Alsasua de Policía Foral han sido alertados para acudir al domicilio de la víctima, debido a que en el lugar se había personado un familiar, sobre el que pesa una orden de alejamiento, presumiblemente en estado de embriaguez.

Los agentes, tras entrevistarse con el requirente, procedieron a la búsqueda del presunto autor que fue localizado circulando con su vehículo por la localidad de Etxarri-Aranatz.

Asimismo, comprobaron que desprendía un fuerte olor a alcohol por lo que fue sometido a las pruebas de etilometría arrojando un resultado que triplicaba la tasa permitida, ha informado la Policía Foral en un comunicado.

El hombre fue detenido por quebrantar la orden de alejamiento y además se instruyeron las diligencias propias por un delito contra la seguridad del tráfico.

Además, la noche del lunes, un vecino de Cascante de 41 años fue detenido como presunto autor de un delito de violencia de género. Según ha señalado la Policía Foral, la víctima había huido de su casa junto con su hija por miedo a que su marido la siguiera maltratando. Agentes de la Unidad de Protección y Atención Ciudadana procedieron al traslado del detenido y a su ingreso en los calabozos de la comisaría de Tudela.

Finalmente, esta madrugada un vecino de Tafalla de 36 años también ha sido detenido por un supuesto delito de violencia de género con amenazas y coacciones. El presunto autor amenazó a su mujer con un destornillador y ha dejado fuera del domicilio, en plena noche, a su pareja y a dos hijos pequeños que tienen en común.

Con estas ya son ocho las personas detenidas por este tipo de delitos en este puente de la Asunción.

Consulta aquí más noticias de Navarra.