Los hechos se produjeron cuando los miembros del Servicio Canario de Urgencias (SUC) asistían a un individuo en una vivienda de Arrecife, desde donde alertaron a la Policía que el paciente "desprendía un intenso olor a hachís" y que según les manifestó acababa de llegar de viaje de Marruecos de donde traía bellotas de dicha sustancia.

Los agentes se trasladaron hasta la vivienda, pero el individuo tuvo que ser trasladado a el Hospital general de la isla, donde debido a que no podía expulsar por sus propios medios todas las cápsulas tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

Durante la intervención, le extrajeron 14 cápsulas de su interior a las que se sumaron posteriormente dos cápsulas que expulsó por sus propios medios, siendo 212 gramos el total de hachís requisado.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.