Los tres detenidos formaban parte de un grupo criminal más numeroso dedicado al robo de relojes de alta gama a turistas extranjeros. Este grupo opera de forma itinerante en ciudades donde veranean y residen personas con un alto poder adquisitivo.

Según ha explicado el Instituto armado, los ladrones suelen aprovechar descuidos y provocan distracciones para sustraer los relojes de las muñecas de los turistas, no dudando en utilizar la violencia si es necesario.

Para despistar a los agentes, los integrantes de este grupo utilizan identidades y documentaciones falsas, intentando que sus víctimas sean turistas extranjeros para evitar posibles identificaciones o su presencia en el juicio, llegado el caso.

Tras varios robos cometidos en la isla, el Grupo de la UDEV de la Comisaría de Ibiza logró identificar a dos de los detenidos como presuntos autores de dichos robos, procediéndose a grabar en los archivos policiales una orden de detención de los mismos.

Los ladrones fueron localizados y detenidos por la Policía Nacional de Marbella en dicha población, junto a un tercer individuo detenido por infracción a la Ley de Extranjería.

Éste último ya había sido arrestado el pasado 31 de julio en Ibiza junto a otros dos componentes más del grupo, que fueron puestos a disposición judicial.

Estos grupos de delincuentes, que ya se han detectado en Ibiza en varias ocasiones durante este periodo

veraniego,

se desplazan durante tres

o cuatro

días entre las localidades citadas, dejando tras de sí un importante rastro de víctimas y denuncias.