Los nuevos dispositivos, emplazados en distintos tramos del paseo, son de un modelo más robusto y silencioso en su manipulación, con lo que se pretende mejorar tanto la durabilidad como la calidad del servicio en Vila.

Con su colocación, según ha explicado la empresa, se busca además seguir contribuyendo a la separación y recogida selectiva de residuos. En total, seis de los nuevos contenedores son de fracción resto, cuatro de fracción cartón y otros cuatro para la recogida de envases. Presentan un diseño más moderno y cuentan con una capacidad de 3.200 litros.

De esta forma, la compañía continúa con el proceso de sustitución y renovación del material de limpieza que contempla abarcar todas las zonas del núcleo urbano.

Además de los contenedores del paseo Juan Carlos I, ya se han renovado los dispositivos de la calle Bartomeu Roselló y se están probando en otras calles del municipio. Paulatinamente, según han dicho, también se está renovando la flota de vehículos del servicio de limpieza.