Según ha informado la policía catalana este martes en un comunicado, había indicios de que estaba usando una empresa de paquetería para transportar tabaco de contrabando.

La investigación comprobó que una misma persona había realizado en los últimos dos meses seis envíos desde una empresa de paquetería de Balaguer a Madrid, y en todos los casos el mismo hombre que enviaba los paquetes era el encargado de abrirlos.

La policía interceptó el último envío, que contenía 3.000 paquetes de tabaco valorados en 12.900 euros, por lo que el hombre -que tenía antecedentes- fue detenido y quedó en libertad con la obligación de presentarse ante el juez cuando sea requerido.

Los Mossos determinaron que realizaba viajes periódicos a Andorra para comprar el tabaco, lo transportaba ilegalmente a Balaguer y allí utilizaba una empresa de mercancías para llevarlo a Madrid sin pasar controles policiales.

Consulta aquí más noticias de Lleida.