El fuego se inició en torno a las nueve de la noche del domingo y no quedó controlado hasta las siete de la mañana de este martes, según la Consellería de Medio Rural, tras arrasar más de 30 hectáreas.

"Con la tormenta, cayeron rayos y era una zona con mucha pendiente, y con el viento el fuego incluso saltó una pista; creemos que no fue intencionado porque fue cando se produjo la tormenta", ha señalado el regidor de Cervantes.

Consulta aquí más noticias de Lugo.