Según ha informado el Instituto Armado en un comunicado, tanto en Puebla de los Infantes como en Peñaflor se había originado una gran alarma social con motivo de robos y hurtos, la mayoría de los cuales se cometían en los cascos urbanos, tanto en domicilios como en negocios, colegios y otros organismos públicos.

Por todo esto, la Guardia Civil desarrolló en varias fases la llamada 'Operación Segola', en cuya última fase se ha detenido a siete personas, todas ellas con antecedentes penales.

De este modo, se han esclarecido un total de 18 hechos delictivos, siendo tres de ellos robos en viviendas en los que los autores emplearon violencia e intimidación a sus moradores.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.