En concreto, este fuego se inició en la parroquia de Saiar, y quedó controlado el miércoles, tras arrasar unas 300 hectáreas de superficie arbolada.

Después de una semana en la que la los incendios han arrasado más de 6.000 hectáreas en Galicia, el dispositivo ha logrado estabilizar, controlar y apagar la totalidad, salvo el de Porto do Son, que sigue activo y con el nivel de alerta por proximidad a casas.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.