El Pleno municipal de Humilladero (Málaga) aprobó anoche una moción para que se implante en España la tercera República. La propuesta, que partía de IU, contó con 10 votos a favor -seis de la coalición de izquierdas y cuatro del PSOE-, mientras que la única concejala del PP en el Ayuntamiento rechazó la iniciativa.

El alcalde de Humilladero, Félix Doblas (IU), indicó a Europa Press que en la España de hoy el régimen republicano sería "el mejor marco para la defensa de los derechos y libertades democráticas, instrumento imprescindible para asegurar el autogobierno de los diversos pueblos que componen nuestro Estado y un medio para superar los límites que la economía capitalista impone al desarrollo efectivo de los derechos sociales".

Asimismo, Doblas señaló que la tercera República "tendrá que vertebrarse a partir del reconocimiento de los derechos humanos y de este modo se avanzará hacia una sociedad de pleno empleo, con reducción de la jornada laboral y reparto del tiempo de trabajo, con desarrollo sostenible, con protección social plena y fiscalidad progresiva".

"Apostamos por un modelo de estado inspirado en los valores del humanismo laico, que se asienta en el principio de la libertad absoluta de conciencia", apuntó Doblas.

Explicó que "hay que derogar el inadmisible Concordato suscrito con el Vaticano hace tres décadas y liberar a la escuela pública del adoctrinamiento de la religión católica".

Tras la aprobación de la iniciativa, la comisión promotora de ayuntamientos por la tercera República pretende llevar la declaración a la sede del Parlamento de Andalucía.

Humilladero es un pueblo de 3.000 habitantes ubicado al norte de la provincia de Málaga. Es un clásico feudo electoral de IU. Allí nació el parlamentario andaluz de IU, Antonio Romero, que hace poco anunció su retirada de la vida política.