Metro de Barcelona
Una imagen del metro de Barcelona. EUROPA PRESS

Cuatro jóvenes de entre 20 y 21 años han ingresado en prisión por agredir brutalmente a un hombre en el interior de un vagón del Metro de Barcelona sin motivo aparente.

La víctima, que tiene 46 años y recibe tratamiento psicológico como consecuencia de la paliza, sufrió golpes y patadas en todo el cuerpo (incluída la cabeza) y ha sido sometido a diversas intervenciones quirúrgicas.

El hombre, también de nacionalidad española, está actualmente ingresado en un centro de rehabilitación, necesita una silla de ruedas para desplazarse y ha perdido parte de la visión de un ojo, según han informado hoy los Mossos d'Esquadra.

Los arrestados, de nacionalidad española y vecinos de Badalona (Barcelona), están acusados de un delito de lesiones.

Los hechos ocurrieron sobre las 05:45 horas de la madrugada del pasado 26 de junio en la línea 4 del Metro, aunque las detenciones se produjeron el pasado martes, 9 de agosto.

La policía catalana ha explicado que el Centro de Seguridad y Protección Civil del Metro alertó esa noche de una agresión en la línea 4 y al personarse los mossos en la estación de Besós comprobaron que había un hombre con importantes heridas en la cabeza y la cara y con problemas de movilidad.

Los agresores se habían colado y rompieron el cristal de un extintor

El Área de Seguridad del Transporte Metropolitano de los Mossos d'Esquadra se hizo cargo de la investigación y determinó que los agresores habían accedido al metro de forma fraudulenta y rompieron el vidrio de un extintor antes de encontrarse con la víctima.

Una vez en el interior del tren, entre las estaciones de Besós Mar y Besós, los cuatro chicos propinaron una brutal paliza al hombre sin motivo aparente.

La víctima está en silla de ruedas, con tratamiento psicológico y ha perdido la visión

Primero le dieron empujones y patadas en la espalda hasta que consiguieron que cayera de rodillas al suelo y a continuación, mientras uno de los agresores le cogía de los pelos, el resto le golpeó por todo el cuerpo y le pateó la cabeza.

Las imágenes de videovigilancia aportadas por el Metro fueron claves en la investigación, dado que facilitaron la identificación de los autores de la agresión.

Uno de los veinteañeros tiene antecedentes por robo violento

Los Mossos, en colaboración con el Grupo de Delincuencia Urbana de Badalona, pudieron localizar y detener a los cuatro jóvenes un mes y medio después de la agresión. Sólo uno de ellos, apunta la policía catalana, tiene antecedentes policiales por un robo violento.

Los agresores pasaron el 11 de agosto a disposición del juez, que decretó su ingreso en prisión.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.