AMPL.- Alarma, desconcierto y conmoción con el tiroteo en el barrio Universidad

  • El tiroteo, que se ha registrado en la mañana de este viernes en plena avenida Juan Pablo II de Zaragoza, a escasos metros del centro comercial Aragonia, ha suscitado una gran alarma y desconcierto en viandantes y vecinos que no sabían qué es lo que estaba pasando. Más tarde se ha conocido que se trataba de un nuevo caso de violencia machista: un hombre ha disparado contra su exmujer y después ha intentado suicidarse.
Foto 1
Foto 1
EUROPA PRESS/REMITIDO

Los hechos, que han ocurrido sobre las 11.00 horas, han causado una gran conmoción en el barrio Universidad. La Policía Local y Policía Nacional recibieron numerosas llamadas avisando de un tiroteo en la zona. En los primeros momentos ha reinado la confusión. En el lugar de los hechos se encontraba un hombre ensangrentado, tendido en el suelo con un disparo en la cabeza, un arma y un vehículo de alta gama, un Range Rover Sport.

Los primeros testimonios vecinales hablaban de un tiroteo en el centro comercial, de un intercambio de disparos con una mujer que, posteriormente, habría salido huyendo de la entrada de un garaje a gran velocidad en un vehículo Mercedes-Benz color negro. Posteriormente, la Policía ha informado de que se trataba de un caso de violencia machista.

El hombre estaba en el interior de su vehículo esperando a que saliese su exmujer -llevaban separados un mes- cuando ha intentado bloquear la salida del coche del garaje, que conducía la hija mayor de edad, que ambos tienen en común, y en el que la madre iba de copiloto.

Al parecer, y a falta de que avance la investigación policial, el hombre habría disparado solo contra su ex, que ha resultado herida grave. No obstante, su vida no corre peligro y va a ser intervenida quirúrgicamente.

Madre e hija han huido del agresor a gran velocidad en el citado Mercedes-Benz, en dirección al cercano Hospital Clínico. Tras los hechos, una mujer que iba a entrar al centro comercial, ha indicado a los medios de comunicación que ha escuchado un disparo y ha visto como un hombre se disparaba en la cabeza con su arma, cayendo al suelo. Una bala le ha atravesado el cráneo y ha acabado impactando en el cristal de una terraza de un piso próximo.

En la avenida hay varias cafeterías y restaurantes. Unas ciudadanas que estaban tomando un refresco en una terraza muy próxima a la escena de los hechos, han escuchado entre cuatro y cinco disparos. Tras ellos, se ha hecho el silencio en la zona, solo roto, apenas pasados un minutos, por las sirenas de las patrullas policiales que han acudido con máxima celeridad hasta la zona.

El hombre ha sido trasladado, al igual que su exmujer, al Hospital Clínico, en estado "muy grave", según han precisado fuentes de la Jefatura Superior de la Policía de Aragón.

Mientras, la policía científica ha estado trabajando cerca de una hora, recogiendo pruebas y analizando las trayectorias de los disparos. El hombre ha intentado suicidarse tras disparar contra su expareja.

Las numerosas personas que se han congregado en torno al lugar donde se han producido los hechos han expresado su "más profundo rechazo, malestar e incomprensión" ante un nuevo caso de violencia machista. La Policía no tiene constancia de la existencia de denuncias entre la pareja ni de órdenes de alejamiento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento