Así lo ha indicado en declaraciones a Europa Press el número dos de la Conselleria de Educación, quien ha precisado que el alto tribunal valenciano todavía "no ha entrado a fondo en el asunto", por lo que ha estimado parcialmente el recurso de la UCV en el que solicitaba el cese de las nuevas condiciones comunicadas verbalmente por un representante del ejecutivo autonómico en el transcurso de una reunión celebrada en la sede de la conselleria, el pasado 25 de julio.

"Respetamos la decisión", ha afirmado Soler, quien no obstante ha apuntado que la Generalitat se "reafirma" en su decisión, pues según ha explicado, la medida planteada trata de "racionalizar las plazas" de prácticas en los hospitales públicos y "gestionar el caos que había hasta ahora".

En este sentido, ha señalado que el objetivo del gobierno autonómico es "racionalizar la oferta de prácticas para tener estudiantes bien formados y pacientes bien atendidos". Asimismo, ha agregado que pese a la aplicación de esta medida, que el TSJCV ha suspendido cautelarmente, los estudiantes de la universidad privada que actualmente estuviesen haciendo prácticas en centros sanitarios públicos habrían podido concluir su periodo de aprendizaje en los mismos.

Miguel Soler ha indicado además que, teniendo en cuenta la "elevada" nota de corte que exigen los estudios de la rama sanitaria,

no se puede "primar" a aquellos estudiantes que tienen medios económicos pero no han alcanzado la nota necesaria para acceder a la oferta pública, frente a los alumnos que sí la han obtenido y estudian en estos centros.

Así, ha indicado que las plazas de prácticas en los hospitales públicos deberían ser cubiertas por estudiantes de estas universidades y, en el caso de que quedasen vacante, éstas podrían estar disponibles para alumnos de las universidades privadas.

Consulta aquí más noticias de Valencia.