Flores, en un comunicado, ha destacado "las muchas horas de trabajo por el equipo de la delegación con sus responsables" que desembocará en una experiencia piloto de innovación social, que contará con la cooperación entre entidades e instituciones y la participación ciudadana.

En este sentido, además de las reuniones que se han desarrollado con el acreedor principal, los administradores concursales y el juez del mismo, el Ayuntamiento ha implicado a diferentes delegaciones como ICAS, el distrito, la delegación de Empleo o el CADE de Estrategias de Andalucía Emprende, que junto a trabajadores del teatro, los gestores de La Cuadra y diferentes colectivos han consensuado la propuesta que facilite la continuidad del espacio.

Este trabajo ha desembocado en un plan de viabilidad del nuevo proyecto a partir de una forma jurídica innovadora como es una cooperativa mixta sin ánimo de lucro que tiene como socios a varias asociaciones culturales, los trabajadores del antiguo teatro y a consumidores que se comprometerán a acudir regularmente a las actividades del teatro. Paralelamente, ya se está trabajando en la colaboración y coordinación del Distrito Cerro Amate para que pueda convertir este espacio en sede de diferentes propuestas culturales propias que completen su oferta.

La planificación que se está cerrando sobre este espacio "no sólo cumple los acuerdos del Pleno de Sevilla", sino también, facilita "un proyecto cultural de futuro para la ciudad en general y para el distrito en particular que se sobreponga a la amenaza de la desaparición desde una nueva perspectiva que tiene que tiene que contar con la colaboración y la implicación de todos y de todas".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.