Lewis Hamilton.
Lewis Hamilton, piloto de Mercedes. EFE

El piloto de Fórmula 1 Lewis Hamilton está acostumbrado a mostrar en su Instagram momentos de su vida ante sus seguidores. Sin embargo, esta vez ha llamado la atención de la asociación animalista Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA, por sus siglas en inglés) tras subir imágenes junto a tigres y jaguares.

El británico compartió estas fotos después de visitar la fundación Black Jaguar White Tiger en México, momentos que también pudieron verse en vídeo en su cuenta de Snapchat.

An amazing day with my favourites at @blackjaguarwhitetiger ... Thank you so much Eddie for all that you do, and for having us. #muchlove

Una foto publicada por Lewis Hamilton (@lewishamilton) el9 de Ago de 2016 a la(s) 8:17 PDT

En uno de estos videos, el deportista rodea al animal con sus brazos mientras este lame su cara y muerde ju gorra.

Elisa Allen, la directora de PETA, ha tachado el uso de estos animales como "medio de diversión", según unas declaraciones que recoge el diario británico Telegraph. "Ver a grandes felinos usados para hacerse fotografías promueve la idea de que los animales salvajes existen para nuestra diversión y para hacer lo que nos plazca, más que para ser dejados en paz en su propio hábitat", critica.

"Los accidentes ocurren, como todo el mundo sabe, y Lewis no ganará el campeonato este año ni ningún otro si pierde las manos que necesita para el volante, los dedos para los controles, o un pie que necesita para los pedales", continúa la responsable. "A no ser que los felinos estén bajo el efecto de tranquilizantes, son capaces de sentirse molestos y pegar un mordisco a algo más que a su gorra". 

La asociación visitada por Hamilton da hogar a animales confiscados por el Gobierno mexicano. Según su web, han rescatado más de 200 tigres, leones, jaguares, panteras y linces.