Ciudadanos ha exigido a la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente y, por extensión, al Gobierno regional que incluya en los análisis de su programa de control sanitario de las zonas de baño del Mar Menor marcadores para evaluar el verdadero problema de la laguna, que no es otro que la proliferación de microalgas "nocivas", en concreto de los géneros chrysolchromulina y gymnodinium.

Según Ramón Fernández Pinilla, doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad Autónoma de Madrid y miembro del grupo de trabajo técnico sobre el Mar Menor de Ciudadanos, "a pesar de que los estudios de la Universidad de Alicante junto al Instituto Oceanográfico de San Pedro del Pinatar han demostrado que es esta floración algal nociva la principal amenaza para la calidad de las aguas del Mar Menor, el Gobierno regional sigue excluyéndola de las mediciones sobre la calidad de las mismas".

"No hay peor sordo que el que no quiere oír, y a pesar de las llamadas de la comunidad científica -que considera como tóxicas y causantes de 'mareas rojas' a las microalgas de los géneros chrysolchromulina y gymnodinium- el Gobierno regional sigue dejando su presencia fuera de los análisis", ha señalado, según informaron fuentes de Ciudadanos en un comunicado.

El doctor Fernández Pinilla asegura que los actuales análisis de la Consejería de Agricultura, Agua y Medio Ambiente miden únicamente el número de Unidades Formadoras de Colonias (CFU/ 100 mL) de enterococos y E.coli, al tiempo que da unos resultados de turbidez del agua en una escala visual y arbitraria, lejos de parámetros científicos.

"Si bien la presencia de estas bacterias marcadoras de contaminación fecal es relevante para el establecimiento de controles periódicos sanitarios, en la actual situación no debería ser el único criterio para establecer la calidad de las aguas de baño, cuando la situación es de alerta ante una posible floración algal nociva (FAN) a consecuencia de la metabolización por parte del fitoplancton de un excesivo aporte de nutrientes a sus aguas provenientes de los arrastres -principalmente de nitratos- desde las ramblas que desembocan en el Mar Menor".

Ciudadanos reclama a las autoridades sanitarias y medioambientales, así como a los responsables municipales de las localidades ribereñas del Mar Menor, la urgente necesidad de ampliar los análisis biológicos, químicos y físicos

que se llevan a cabo, tanto en periodicidad como en cantidad de marcadores, con el fin de controlar la evolución de los posibles contaminantes presentes en las aguas del Mar Menor y conocer la evolución de las especies invasoras de diatomeas y dinoflagelados existentes actualmente.

"Difundir esta información es imprescindible si de verdad hay un compromiso real de transparencia por parte de la Administración regional", ha añadido el diputado regional de Ciudadanos Luis Fernández, quien afirma que "no hacerlo solo se puede explicar por el temor a las consecuencias económicas a corto plazo que la difusión de la verdad pueda originar, sin evaluar las consecuencias nefastas que a largo plazo se puedan generar por ocultar la realidad".

Consulta aquí más noticias de Murcia.