Liberación de un águila perdicera
Liberación de un águila perdicera EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

Los agentes de Medio Ambiente llevaron a la rapaz a una clínica veterinaria para su revisión general y, tras comprobar que no sufría ninguna lesión de gravedad, la trasladaron al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) 'Las Almohallas' en Vélez-Blanco, en el que ha permanecido hasta su suelta, según ha explicado la Junta en una nota.

El águila de Bonelli liberada en Sierra Lisbona es una de las 91 aves que han ingresado durante el primer semestre de 2016 en el 'Las Almohallas', centro de referencia en la provincia para el rescate, tratamiento y recuperación de ejemplares de fauna silvestre. En este periodo, han pasado por sus instalaciones un total de 902 animales. De media, casi dos tercios de los que son tratados en el CREA son devueltos a la naturaleza después de recuperarse de sus heridas.

El águila de Bonelli -'Aquila fasciata'- o águila perdicera ocupa hábitats mediterráneos con relieve quebrado, desde el nivel del mar hasta los 1.500 metros. Nidifica habitualmente en cortados, manteniendo uno o varios nidos en uso. Realiza una sola puesta doble.

La reproducción se extiende desde comienzos de febrero hasta finales de junio. Incuba durante 37-41 días y los pollos permanecen 60-70 días en el nido. Se alimenta de presas de mediano tamaño, que captura en vuelo o en el suelo, a partir de posaderos o desde vuelos planeados. Practica la caza en tándem y su dieta se compone de conejos, córvidos, perdices, palomas, rapaces y otras aves, además de ratas y lagartos.

Consulta aquí más noticias de Almería.