En declaraciones a los medios de comunicación, Juan Carlos Cabrera ha reconocido que la instalación de estos toldos ha sufrido un "retraso". A comienzos de junio, recordémoslo, arrancaban los trabajos de entoldado de las calles del centro, en concreto las calles Albareda, Alcaicería, Almirante Bonifaz, Cerrajería, Córdoba, Cuna, Francos, General Polavieja, Hernando Colón, José Gestoso, La Campana, Lineros, Plaza del Duque, Puente y Pellón, Rioja, Rivero, Sagasti, Sierpes, Tetuán y Velázquez.

El entoldado del centro incluye este año la plaza del Pan, a petición de la asociación de comerciantes del centro histórico (Alcentro) y específicamente de los comerciantes de esta plaza.

Para la instalación de los toldos en este punto se proyectaron

con carácter previo unos trabajos de cimentación para el anclaje de los postes de sustentación de las lonas. El suministro, montaje y desmontaje de la estructura portante y de los toldos en este punto tiene un coste de 56.511 euros, por cierto.

A partir de ahí, el concejal delegado del distrito Casco Antiguo ha defendido que los toldos son instalados por "petición" ciudadana, señalando que "algo tan fácil como poner unos toldos" se ha retrasado "porque no hubo una coordinación efectiva entre nuestros funcionarios y los de la Junta", más en concreto de la Consejería de Cultura, y "se ha dado lugar al problema", toda vez que las obras de instalación de los postes habrían requerido la autorización de la Comisión de Patrimonio Histórico, dependiente de la Consejería, cuando en principio no se contaba con tal extremo y las catas arqueológicas ordenadas finalmente.

Más allá de lamentar este "retraso", Cabrera ha defendido que la plaza del Pan "necesita al menos elementos de sombra" dado su carácter "céntrico y comercial". "Vamos a buscar una variable. Esa plaza necesita elementos de sombra", ha dicho respecto a los visibles postes metálicos instalados para sostener los toldos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.