Así, ha censurado que hayan presentado el proyecto "como un elemento generador de riqueza y de creación de ocupación" pero que, por otro lado "hayan obviado en todo momento los efectos negativos".

En un comunicado, han destacado "la más que evidente intención de obtener de las autoridades municipales un trato singular en materia urbanística" y ha tachado al proyecto de "urbanismo comercial a la carta".

Uno de los puntos por los que "no apoyan" el proyecto es que "se habla de la creación de puestos de trabajo, pero obviando que es a costa de otros".

Además, destacan que "se presenta como una mejora de la oferta comercial y un beneficio de los consumidores", y por otro lado "se obvia el efecto negativo sobre la oferta comercial existente".

Así, ha explicado que "una mayor presión de la oferta generaría considerables disfunciones, el cierre de comercios tradicionales y la pérdida de puestos de trabajo".

En cuanto a la inversión de Port Mayurqa, desde la CBC han recordado que "desde la experiencia" saben que "las cantidades que se publicitan rara vez cumplen con lo prometido".

De este modo, la CBC ha apelado "al sentido común" y a la "necesidad de facilitar un crecimiento equilibrado sostenible a largo plazo", además de "respetuoso con el medioambiente y el territorio de las islas".

Cabe destacar que la CBC está formada por Afedeco, Pimeco, Ascome Menorca, Pimem Ibiza y Pimef Formentera.