Un vecino de Palencia, S.C.C, de 27 años, ha sido detenido por la Guardia Civil, como presunto autor de un delito de intrusismo profesional al actuar como veterinario sin contar con la titulación exigida.

Según la Guardia Civil la detención se produjo a raíz de la denuncia de un vecino de Gijón, que manifestó que había comprado un perro y que había muerto repentinamente, posiblemente al estar contaminado de parvovirosis.

Tras diversas investigaciones en Junta de Castilla y León en Palencia y en el Colegio Oficial de Veterinarios, así como entre veterinarios particulares de esta capital, se comprobó la existencia de anomalías e irregularidades en el pasaporte para animales de compañía y microchip canino del perro muerto.

Intrusismo profesional

El detenido, presuntamente, habría implantado microchips a los perros que vendía y firmar en la cartilla canina, operaciones que únicamente pueden ser efectuadas por los veterinarios, sin que el detenido posea la titulación exigida.

El detenido ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 6 de Palencia.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE PALENCIA