La vicealcaldesa de Gandia, Lorena Milvaques, ha hecho referencia a las "numerosas" alegaciones con las que el consistorio trata de "desmontar" los argumentos del Ministerio. Una de las principales objeciones de Gandia se refiere a la alternativa por la que es preferible decantarse a la hora de establecer el trazado del ferrocarril por el término municipal.

En este sentido, la opción por la que apuesta Gandia es la denominada 1A, que equivaldría a utilizar las infraestructuras actuales, dejando la estación de Renfe donde está actualmente, y sacando a la superficie el tren a la altura del colegio Gregori Maians, para pasar por el río Serpis con un puente. También reclaman un apeadero del tren en la zona del hospital comarcal Francesc de Borja.

Por otra parte, desde el gobierno municipal manifiestan su desacuerdo con el "excesivo coste" que apunta el Ministerio que pudiera tener esta alternativa de 6,2 millones de euros. Según Milvaques, los técnicos municipales reducen la cifra hasta los 800.000 euros, al tratarse en muchos casos de suelo que en la actualidad es público. Por lo que se refiere a la alternativa 1B, Gandia la rechaza al dividir la ciudad en dos bloques y sacar la estación fuera del casco urbano.

Otras alegaciones presentadas por Gandia reclaman la reposición de la actual línea verde a Oliva, que desaparecería en el proyecto presentado por el Ministerio de Fomento.

Gandia también ha alegado al informe del Ministerio por contener numerosos errores técnicos referentes a apreciaciones económicas, presentar argumentos forzados para concluir la necesidad de desestimar la infraestructura férrea, además de no tener en cuenta todos los informes que se habían elaborado ya previamente por la Generalitat Valenciana.

Para Milvaques, "el tren es rentable y viable. Existen muchas otras líneas de menos uso que están en funcionamiento. El informe del Ministerio no es que no se crea la línea, creemos que quieren tumbarla a cualquier precio".

También el portavoz del Gobierno local, José Manuel Prieto, ha indicado que rechazar esta obra es "un agravio más hacia los valencianos, que ven mermadas sus capacidades por decisiones impuestas desde Madrid, mientras se da luz verde a proyectos con un alto coste y nula rentabilidad".

Prieto ha añadido que "es un elemento vertebrador del territorio que consideramos indispensable para la ciudad, la Safor, las comarcas vecinas y el sector empresarial". También ha explicado que la zona del Tren de la Costa tiene una población de 554.000 habitantes "y mientras, se han construido estaciones de alta velocidad donde no baja nadie".

Desde el gobierno local lamentan que el informe del Ministerio hable de rentabilidad económica, pero "ignore la rentabilidad social que la infraestructura tendría para más de medio millón de valencianos".

Consulta aquí más noticias de Valencia.