Según ha informado la Policía en un comunicado, los dos hermanos, que responden a las iniciales J.R.J., de 27 años, y C.R.J., de 20, respectivamente, se dedicaban a prestar dinero entre sus vecinos y supuestamente propinaban palizas a los que no les devolvían el dinero o se retrasaban en los pagos, motivo por el cual muchos vecinos decidieron denunciar las agresiones.

Estas dos personas residían en un barrio de Dos Hermanas y eran conocidos por todos los vecinos debido a que constantemente "insultaban y amenazaban de forma indiscriminada" a todos los que se cruzaban con ellos, ya fueran mujeres, niños o personas mayores.

De hecho, según la Policía, algunas personas que residían en el barrio tuvieron que cambiar de domicilio para evitar los constantes conflictos y altercados que originaban estos dos hermanos, que hacían que la convivencia fuera "casi imposible".

De este modo, debido a que la situación era ya "insostenible" por parte de los vecinos, estos decidieron poner varias denuncias en las que se ponían de manifiesto "agresiones, insultos, vejaciones y amenazas" que distintos afectados habían sufrido en los últimos meses.

Estas denuncias dieron lugar a una investigación de los hechos por parte de la Policía, que finalizó con la detención en el barrio donde supuestamente llevaban a cabo la mayor parte de su actividad delictiva de estos dos hermanos por la comisión de varios delitos de amenazas y lesiones.

Los dos arrestados -que ya contaban con antecedentes policiales previos por delitos de similar naturaleza- fueron puestos a disposición de la autoridad judicial mientras los agentes continúan con la investigación para localizar a otras víctimas entre los vecinos de estos dos agresores.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.