Al respecto, ha defendido, tras participar en un dispositivo de la Guardia Civil sobre embarcaciones de recreo, "el compromiso" del ejecutivo en funciones que dirige Mariano Rajoy "en la lucha contra la corrupción" y ha señalado que será el próximo miércoles cuando la dirección nacional del PP decida sobre las seis condiciones impuestas por el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, para iniciar conversaciones para la formación de gobierno.

"Con un espíritu de diálogo, de negociación y de consenso y con la mano tendida hemos avanzado con Ciudadanos, que ha planteado seis condiciones que no tiene que ser el presidente si no el Comité Ejecutivo Nacional quien decida", ha explicado.

Por ello, se ha dirigido al PSOE a quien ha reclamado "que se una a este pacto de gobernabilidad" porque la estabilidad es "fundamental" ya que existen "retos muy importantes a la vuelta de la esquina". Así, ha puesto como ejemplo el "techo de gasto, los presupuestos de 2017, cumplimiento de los compromisos con la Unión Europea, que exigen de acuerdos y de pactos".

REMODELACIÓN DEL CONSELL

Por otra parte, preguntado por la remodelación del Consell, ha considerado que se trata de un "peaje". "Se intenta satisfacer determinados peajes e hipotecas que tienen los dos partidos que gobiernan el Consell y, en este sentido, como se está comprobando cada vez hay más consellerias, más empresas y más agencias y la administración autonómica se está sobredimensionando".

A su modo de ver, "el pago de estos peajes hace que cada vez tengamos una administración más mastodóntica y lo que tenemos que velar es por los intereses de los ciudadanos y hacer una administración más pequeña y eficiente y dar calidad a los servicios".

Por ello, ha considerado que el dinero que se destinará a los nuevos altos cargos "se podría haber destinado a otros menesteres como podrían haber sido a determinadas situaciones de dependencia y de emergencia social que hay que atender".

Consulta aquí más noticias de Alicante.