Así lo ha explicado el director general de Educación Ambiental, Calidad Ambiental y Residuos, Sebastià Sansó, en una rueda de prensa en la que también ha dicho que, en cambio, respecto del mismo mes del año pasado "se han recogido unas diez toneladas menos (en julio de 2015 se cerró con 27 toneladas de residuos recuperados del litoral)".

De esta manera, los plásticos siguen siendo la materia predominante, y representan casi la mitad de los materiales recogidos, seguidos por la madera (26,9%) y la vegetación (13,2%).

Según ha destacado, durante este mes pasado las quince barcas de tipo virot que hacen trabajo en Mallorca han recogido 11,3 toneladas de residuos, mientras que las ocho de Ibiza y las ocho de Menorca han recogido 5,5 y 2,2 toneladas, respectivamente. En Formentera, en cambio, las dos embarcaciones que hacen trabajo han reunido 734,40 kg.

Sansó ha recordado que las embarcaciones también "están disponibles para emergencias", y que, de hecho, han actuado tanto en Menorca, "donde se produjo una fuga del cable eléctrico", como en Mallorca, "donde vigilaron una posible contaminación para la grúa que se cayó al mar en Andratx".

Por su parte, el coordinador de limpieza del litoral, Josep Maria Aguiló, ha explicado el proceso que siguen los residuos recogidos, "el patrón los separa en la barca", y una vez en el suelo "los deposita en los contenedores correspondientes para reciclar". Según el material, a veces se tienen que llevar a puntos de tratamiento específicos, como TIRME.

INCREMENTO DE LA CONCIENCIACIÓN

Aguiló también ha constatado "un incremento de la concienciación de los ciudadanos", que dan la alarma si ven alguna cosa sospechosa en el mar o algún vertido.

Sin embargo, el director general ha subrayado que "aunque nadie lanzara nada al mar a la comunidad autónoma llegarían residuos de otros puntos, dado que el Mediterráneo es un mar cerrado, hecho por el cual hay que buscar una solución global para el problema de los residuos."