Movil, chica, joven, tecnologia, smartphone
Movil, chica, joven, tecnologia, smartphone PIXABAY/KABOOMPICS

La taquicardia, nerviosismo, falta de concentración, pérdida de interés por aficiones previas y de la noción del tiempo, son algunas de las señales que pueden alertar de un uso excesivo del teléfono móvil, junto a las mentiras sobre el tiempo de utilización de este dispositivo.

Especialistas del Hospital Vithas Xanit Internacional de Benalmádena (Málaga) han advertido de los signos que pueden indicar un posible uso abusivo del móvil, especialmente en jóvenes y adolescentes.

Muchas personas presentan "miedo extremo, ansiedad y estrés al permanecer sin su teléfono, ya sea porque se le ha olvidado en el domicilio, porque se ha quedado sin cobertura o batería o por cualquier otro motivo", ha explicado la psicóloga Gloria Martín.

Al experimentar ansiedad y estrés derivadas de no tener el móvil, muchas personas pueden llegar a padecer también sudores, taquicardia, nerviosismo o sensación de ahogo, que son "síntomas característicos del padecimiento de una fobia, así como irritabilidad y falta de concentración", ha indicado. Se aconseja tener el móvil continuamente en la mano

El sistema nervioso también puede verse afectado, pues un estudio demostró que en Australia el 68% de las personas encuestadas sobre usos del teléfono móvil manifestó haber sentido vibraciones de mensajes que nunca llegaron.

Para ello, se aconseja evitar tener el móvil continuamente en la mano, establecer normas y límites para toda la familia en cuanto al tiempo y momentos de uso, no utilizarlo en las comidas ni en reuniones con amigos y familiares ni responder mensajes cuando se conversa con otras personas.