La carne de vaca y buey gallega contará con una indicación geográfica protegida para preservar las producciones

  • La carne fresca de vaca y buey nacidos y criados en Galicia contará desde este martes con una Indicación Geográfica Protegida (IGP) propia, que permitirá "poner en valor" y preservar las producciones, según ha destacado la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, durante una visita a una explotación de vacuno de carne en Cospeito (Lugo).
La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez
La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez
XUNTA

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha resuelto este martes la concesión de este reconocimiento que había sido solicitado por la Xunta el pasado 22 de julio y que la titular de Medio Rural ha celebrado por ser un suceso de "importancia", según señala la Xunta en un comunicado.

Para contar con esta indicación, el producto se obtendrá de las principales razas existentes: la rubia gallega, morena gallega, asturiana de los valles, limusina, rubia de Aquitania y frisona. Además, alguna de las características técnicas exigidas será que la carne esté refrigerada, sin que pueda ser congelada en ningún momento.

Asimismo, la vaca ha de ser una hembra con, por lo menos, una gestación antes del sacrificio, mientras que el buey debe ser un macho castrado antes de un año de vida y que supere los 48 meses de edad antes del sacrificio.

ETIQUETADO POR FASES

Esta IGP abarcará la totalidad del territorio gallego y los animales tienen que nacer, criarse, engordar y sacrificarse en la comunidad. Cada una de estas fases constará con un etiquetado concreto que permita el control del animal.

Además, se establecerá un consejo regulador único para las indicaciones geográficas protegidas de la ternera gallega y de la carne de vaca y buey, con el fin de mantener una relación entre estos dos sellos de calidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento