El acelerador del Hospital Miguel Servet funcionará en el puente de agosto para paliar demoras

  • El acelerador del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, que ha sufrido tres averías prolongadas en los últimos tres meses, va a funcionar durante el puente de agosto, del día 13 al 15, para paliar los retrasos sufridos en el tratamiento a pacientes de cáncer.
Hospital Miguel Servet De Zaragoza
Hospital Miguel Servet De Zaragoza
EUROPA PRESS

En concreto, está previsto que trabaje de 8.00 a 22.00 horas, atienda a 42 pacientes al día en esas tres jornadas y realice 132 sesiones, según ha informado el consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sebastián Celaya, tras reunirse con los responsables médicos y técnicos del Hospital Miguel Servet para valorar la situación.

Celaya ha pedido "disculpas" a los pacientes y les ha tranquilizado, así como a sus familiares porque "cuando uno está sometido a un tratamiento" en el transcurso de una enfermedad grave, "comprendo que el hecho de que se estropee el aparato cree cierta inquietud".

Igualmente, ha expresado su apoyo a los servicios hospitalarios "por el esfuerzo que están haciendo", para sostener que "no hay nada más frustrante para un profesional sanitario que tener que interrumpir un tratamiento porque el aparato se ha estropeado".

El consejero ha indicado que en junio el acelerador empezó a sufrir una serie de averías, "con dos o tres mas duraderas, el 13 de junio, 11 de julio y 3 de agosto, que llevaron a tener que interrumpir hasta durante dos o tres días el tratamiento con este aparato".

Celaya ha confiando en que la empresa encargada del mantenimiento "sea capaz de resolver el problema" ya que este es un aparato "que tiene una vida media de 10 o 12 años" y este tiene cinco.

Según ha sostenido, es una máquina "de un precio y calidad" que debe funcionar y la empresa "tiene prestigio internacional, surte a la mayoría de hospitales del país y de la Unión Europea y tiene que dar una respuesta satisfactoria".

EL ACELERADOR MÁS NUEVO

Celaya ha apuntado que este es el acelerador que menos tiempo lleva funcionado en el Servet. Según ha dicho, empezó a funcionar en octubre de 2011 y a los cuatro años se ejerció la opción de compra ya que había sido adquirido por un sistema de renting, estableciendo entonces un contrato de mantenimiento con la empresa, "que es la responsable de su funcionamiento en el aspecto técnico".

Ahora, "se le ha exigido formalmente una garantía de que se están realizando todas las operaciones con las condiciones precisas" y "hemos abierto un expediente informativo -la empresa también lo va a hacer- para ver qué está ocurriendo".

El consejero ha agregado que según el contrato de mantenimiento, la empresa "tienen la obligación de mantener el aparato en unas condiciones y, sino, habrá una sanción económica".

NO AFECTA A LA RADIACIÓN

El jefe del servicio de Medicina Física y Protección Radiológica del Hospital Miguel Servet, José Antonio Fonz, ha aclarado que la avería no afecta a los elementos de radiación, como ocurrió en el Hospital Clínico en el año 1990, sino a elementos auxiliares, a la bomba de agua de refrigeración y al embrague de la mesa sobre la que se sitúa al paciente antes de iniciar el tratamiento.

Ha añadido que "en algunos casos las piezas de sustitución vienen del extranjero" ya que si estuvieran en stock en España caducarían y "hay que esperar un día a que lleguen" y, en este caso, por dos veces, se han recibido "en mal estado" de forma que ha habido que sumar a la espera de un día que "hayan venido en mal estado".

Esto "nos ha llevado a pedir un certificado de calidad de cuáles son los suministradores de esta empresa para que nos demuestren la calidad del producto que están utilizando", ha detallado Fonz.

Igualmente, ha precisado que los aceleradores tienen actualmente "unos niveles de calidad muy altos", con "un triple sistema para verificar si está funcionando bien o mal".

Además, estas máquinas son sometidas a un control diario de entre 30 y 60 minutos "antes de que comiencen los tratamientos" y si no funcionan correctamente los elementos de radiación o de exactitud en el posicionamiento "los propios detectores del acelerador se dan cuenta" y este "se para"

En este sentido, el consejero ha incidido en que "estos aparatos tienen unos sistemas de control muy estrictos". Además, ha remarcado que "hemos hablado con la empresa y le hemos exigido y vamos a estar muy encima" para que asegure "que el aparato funciona correctamente".

DERIVACIONES

Celaya ha explicado que para asegurar que los enfermos no se queden sin tratamiento y que reciben el más adecuado ya se han realizado derivaciones a otros hospitales, que se van a mantener, además de que el acelerador va a funcionar durante el puente de agosto.

En concreto, se han derivado entre ocho y diez enfermos al Hospital Clínico de Zaragoza y otros tantos a la Clínica Universitaria de Navarra, en Pamplona, ya que esta última tiene un aparato "de similares características" con el objetivo de "evitar la interrupción del tratamiento".

Además, ha habido derivaciones a la Clínica Quirón, con la que existe un contrato para pacientes oncológicos, y a Madrid. Celaya ha aclarado que hay algunos tumores cerebrales que se trataban en la capital de España por requerir de unas tecnologías muy precisas.

En estos momentos, hay 49 pacientes en tratamiento en el acelerador del Servet y 65 esperando y a estos a quienes se ha derivado. "Se les plantea la situación y las diferentes opciones que hay", ha manifestado el jefe del servicio de Oncología Radioterápica, Martín Tejedor.

Ha añadido que hay pacientes que aceptan quedarse un mes o dos esperando ya que no todos los tumores tienen la misma gravedad, mientras que otros, a pesar de sufrir un cáncer de bajo riesgo y de que esperar 15 días o un mes no le influirá en su supervivencia, "quieren empezar cuanto antes".

Tejedor ha querido transmitir "tranquilidad a los pacientes" ya que si bien "estas averías repercuten en que sus tratamientos no va a acabar en la fecha que queríamos", deben tener "la seguridad de que estos van a estar bien realizados".

En el caso de los pacientes en que ha habido varias interrupciones, "se compensarán con más dosis, según está descrito en la literatura científica", para apuntar que "hemos tenido la mala suerte de que en el aparato más nuevo se han juntado esta averías seguidas y a algunos pacientes les han tocado las tres".

NUEVAS MÁQUINAS

Celaya ha reconocido que la situación de la radioterapia oncológica en Aragón "es bastante deficiente", con cuatro aceleradores en la sanidad pública y uno en la privada, "cuando debería haber por lo menos siete".

Esto es así porque "llevamos cinco años en los que no se ha invertido ni un solo euro en alta tecnología", si bien el Departamento ha presupuestado en 2016 la compra de dos aceleradores lineales y un PET-TAC.

Según ha dicho, en estos momentos "hay una discusión con Hacienda porque dice que el sistema de renting con el que se compra este tipo de máquinas contabiliza como déficit presupuestario".

No obstante, "confío en que esto se resuelva rápidamente y podamos sacar a concurso público la compra por tres millones de euros" de estas máquinas para "empezar a instalar una en el Servet y otra en el Clínico".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento