Incendio en Palma
Un helicóptero trabaja para extinguir el incendio de La Palma. EFE

Los vecinos de El Paso y Fuencaliente que fueron desalojados, 2.500 en total, ya pueden volver a sus casas porque el incendio que ha afectado a estos municipios de la isla de La Palma está controlado, aunque no extinguido ni liquidado.

Solo el centenar de personas que fue desalojado del barrio de Las Caletas, en Fuencaliente, no podrá volver a sus viviendas porque esta zona alta aún no está estabilizada, ha informado este sábado la consejera de Sostenibilidad del Gobierno de Canarias, Nieves Lady Barreto.

Ha destacado que aún no se ha podido perimetrar el frente de fuego que afecta al volcán de El Cabrito (1.859 metros), en el que la noche del viernes al sábado entró el fuego.

Por ello, la consejera ha dicho en una rueda de prensa en Fuencaliente que se mantiene el preaviso de desalojo por si fuera necesario durante la noche, aunque por el momento las previsiones meteorológicas indican que la dirección del viento irá hacia el volcán y no hacia los núcleos poblacionales del municipio de Mazo.

Según ha explicado, la zona del volcán de El Cabrito es "muy complicada" para la extinción de un incendio, por lo que es necesario que continúen trabajando de forma intensa los medios terrestres y aéreos.