Bombero ante el incendio de Saus, Camallera i Llampaies (Girona)
Bombero ante el incendio de Saus, Camallera i Llampaies (Girona) BOMBERS DE LA GENERALITAT

Los incendios que queman en dos puntos de Cataluña, en la Pobla de Montornès (Tarragona) y Saus (Gerona), se encuentran estabilizados, tras haber quemado ya más de 500 hectáreas, han informado los Bomberos de la Generalitat.

En ambos casos, los Agentes Rurales investigan las causas del fuego, ya que en su origen podría haber habido intervención humana, bien de forma intencionada o por alguna negligencia.

El fuego en la Pobla de Montornès se inició el viernes al mediodía en el oeste de la carretera TV-2041 y en el núcleo de Bonastre, por lo que tuvieron que ser evacuadas una treintena de personas.

Los Bomberos han conseguido estabilizar el fuego a las 8.24 horas de este sábado, después de que se quemaran unas 465,7 hectáreas de bosque, y esperan poder controlarlo en las próximas horas, para lo que trabajan una cincuentena de dotaciones terrestres y tres medios aéreos.

Las llamas han afectado especialmente al municipio de Bonastre, con 232,5 hectáreas quemadas, pero también al de la Pobla de Montornès (115,5 hectáreas), Creixell (106,8) y Vespella de Gaià (10,7).

Técnicos de Protección Civil, personal de la Cruz Roja y del Ayuntamiento de Bonastre mantienen habilitado el centro cívico del municipio para las personas que siguen evacuadas preventivamente.

Por tipo de vegetación, el 73,29% de la superficie quemada corresponde a árboles, el 19,98% son matojos, el 5,69% son cultivos y el resto corresponde a una zona de pastos, terreno improductivo y vegetación urbana.


Los Bomberos han dado también por estabilizado a mediodía el incendio declarado esta madrugada en la localidad gerundense de Saus, Camallera i Llampaies, que ha quemado 86,24 hectáreas,

La menor fuerza de la tramontana ha permitido que minutos antes de las 12:30 horas se diera por estabilizado este incendio, en el que trabajan aún una cuarentena de medios terrestres y una decena de medios aéreos para acabar de controlarlo.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha enviado seis medios aéreos a este incendio, en concreto dos aviones anfibios de 6.000 litros de descarga de la base de Zaragoza; otros dos de 3.100 litros de la base de Reus en Tarragona; y dos de carga en tierra de 3.100 litros de la de Empuriabrava.

El incendio ha comenzado de madrugada a pie de carretera, en el kilómetro 7,3 de la Gi-623, en el paraje de la Creu, del núcleo de Saus.

Los agentes rurales de la Generalitat, por la hora y el lugar en el que se ha iniciado el incendio, no descartan que "el factor humano haya tenido mucho que ver", han indicado fuentes próximas a la investigación, aunque todavía no puede determinarse si el fuego se ha debido a una negligencia o ha sido intencionado.

Según el Cuerpo de Agentes Rurales, la extensión de terreno afectada por las llamas es de 86,24 hectáreas, la mitad de vegetación forestal y la otra mitad de campos de cultivos.