Suceso en Charleroi
Agentes de la policía federal belga en el lugar donde un hombre ha atacado con un machete a dos policías al grito de 'Alá es grande'. EFE

Dos policías han resultado heridas este sábado cerca de una comisaría de Charleroi (Bélgica) en un ataque efectuado por un individuo armado con un machete al grito de "Allahu Akbar" (Alá es el más grande), según han informado fuentes policiales al diario belga Le Soir.

El agresor, todavía no identificado, murió abatido por los disparos de un tercer agente. El ataque ha coincidido con la puesta en libertad de una líder terrorista de origen marroquí en Bélgica, conocida como "la madre de la Yihad", que aunque había sido condenada a 15 años de cárcel ha sido liberada por un error burocrático de la justicia belga. La Policía ha establecido, de momento, un gran perímetro de seguridad alrededor de la avenida Pierre Mainz, escenario del ataque.

Una de las agentes ha sufrido "heridas profundas a la altura del rostro", según fuentes policiales al diario Le Soir, y está en el hospital de Charleroi. Su compañera solo ha sido herida de levedad. Ambas se encuentran fuera de peligro.

El ministro belga del Interior, Jan Jambon, ha comunicado a través de Twitter su condena contra este "acto innoble" y ha transmitido su pleno apoyo a los heridos y a sus familias afectadas por este incidente. El primer ministro belga, Charles Michel, también ha condenado los ataques.