La prevención continúa siendo el caballo de batalla de los odontólogos y el test de saliva es, actualmente, una de las técnicas más innovadoras para avanzar en este aspecto.

La citada técnica revela si los niveles de ácido son peligrosamente altos y pueden causar problemas de erosión o caries, si hay alguna enfermedad de la glándula salival y también mide la efectividad de la saliva a la hora de neutralizar los ácidos en la boca.

El jefe de servicio de la Unidad de odontología y cirugía maxilofaxial del Hospital Vithas Xanit Internacional y doctor en medicina y Odontología, Alberto Cuevas, ha apuntado que esta información "es crucial para corregir los desequilibrios y establecer las bases de salud necesarias antes de proceder a una intervención o tratamiento de restauración, en el caso de que fueran necesarios".

"Nuestro deseo de mantener la boca libre de bacterias nocivas y patologías, para llegar a la madurez y vejez, manteniendo una buena salud dental y la máxima cantidad de piezas dentales posible, con todas las ventajas que esto conlleva, tanto a nivel de salud como económico, nos ayuda a planificar, junto al paciente, el tratamiento apropiado, y programa de prevención", ha apuntado. Además, es una prueba muy sencilla, que se realiza con unas tiras especiales en pocos minutos y que no resulta nada molesta.

El resultado puede conocerse en el mismo día, o en los días siguientes. "Es muy útil disponer de un test fácil, que pueda hacerse tanto en la fase inicial de caries como en fase de enfermedad periodontal avanzada", ha explicado.

La labor preventiva se centra en evaluar el perfil de riesgo del paciente, concienciarlo y motivarlo, ofrecerle recomendaciones de higiene y consejos en cuanto a hábitos saludables, tratar el biofilm disfuncional, disminuir la cantidad de bacterias, remineralizar el diente, y realizar un mayor seguimiento con las visitas de control en la clínica dental", ha enumerado el especialista malagueño.

La unión de esta técnica con otro test de placa bacteriana que se realiza en la boca y una historia pormenorizada de los hábitos y herencia del paciente, permite examinar las características de la saliva, estimulada y no estimulada, ofreciendo información sobre cómo el estilo de vida del paciente puede afectar su salud oral.

"En España aún son muy pocas clínicas las que están realizando este tipo de evaluación y nosotros lo hacemos, desde hace un tiempo, de forma sistemática, dado nuestro convencimiento de la importancia de la prevención. Es preferible adelantarse a la enfermedad que tener que curar un mal ya creado", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Málaga.