El escrito, consultado por Europa Press, señala además que el acusado ya había sido condenado anteriormente cuando "movido por aquel resentimiento", en enero de 2008 abordó al hermano de la juez en la calle y le propinó una paliza al tiempo que manifestaba su interés en "partirle la espalda" y "dejarlo inútil".

El hombre, que llegó incluso a manifestar su "animadversión" a la juez en una carta tras serle comunicada la sentencia, se dirigió de madrugada a la casa del hermano de la juez en noviembre de 2014, y, movido por la "animosidad" descrita, acumuló papeles, cartones, telas y líquido inflamable para prender fuego en la casa.

El fuego hizo arder parcialmente la ventana de madera que se situaba a unos 1,2 metros sobre el suelo, si bien las llamas no se propagaron gracias a la intervención de un funcionario municipal. No obstante, el acusado habría repetido la operación al menos seis veces más con el mismo resultado, bien por la intervención de terceros o bien porque por causas naturales, el fuego se extinguió.

Así, fue en el último de los intentos, sobre las 5,10 horas del 19 de noviembre, cuando el acusado fue sorprendido por los agentes cuando trataba de incendiar los restos que había acumulado en el quicio de la ventana, con lo que fue detenido.

Según expone el fiscal, que solicita una indemnización de 1.176 euros por los daños causados, el fuego supuso un "grave peligro" para la víctima y su pareja, ya que al menos en cuatro de las siete ocasiones se encontraba durmiendo en la planta de arriba. Igualmente, podría haberse extendido en las casas vecinas. La vista tendrá lugar los días 21 y 22 de septiembre en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Almería.

Consulta aquí más noticias de Almería.