Koldo Mediavilla
Koldo Mediavilla EUROPA PRESS

El responsable del Área Institucional del EBB del PNV, Koldo Mediavilla, ha considerado que el candidato de EH Bildu a la Lehendakaritza, Arnaldo Otegi, "tiene derecho a ser candidato" y ha reclamado que esté presente en las elecciones vascas.

En un artículo publicado en su blog personal, recogido por Europa Press, el dirigente jeltzale ha denunciado asimismo la "indisimulada presión mediática" que, a su juicio, se está produciendo sobre la candidata de Podemos a la lehendakaritza, Pili Zabala.

Tras considerar que el hecho de que las elecciones vascas se celebren el 25 de septiembre "no supone en sí un adelanto de las previsiones", Mediavilla critica el "impresentable panorama estatal" actual, en el que "la inestabilidad y el descrédito han prolongado su acción contaminante".

"Éste, por sí mismo, era motivo suficiente para distanciar o aislar en su ámbito natural a unas elecciones vascas donde la ciudadanía debe mirarse hacia adentro, buscando la inmediatez de la consulta y de sus consecuencias", defiende, para añadir que "huir de la contaminación tóxica de la irresponsabilidad política de las formaciones estatales era un objetivo asumido por muchos".

En este sentido, recuerda que Núñez Feijóo, presidente de la Xunta, "ha decidido sumarse a la apuesta de Urkullu y hacer coincidir las elecciones gallegas con las vascas, lejos del escándalo que se cuece y se alimenta en el Estado".

No obstante, Mediavilla cree que salirse de la influencia del "gallinero madrileño" no será fácil porque el nivel de "cabreo, de desafección y de crítica del electorado es muy grande".

"Esta primera sensación debe tener un punto de sosiego si las formaciones vascas, las directamente aludidas para competir electoralmente en septiembre, hacen que el tránsito estival se desarrolle con cierta normalidad", valora.

A su juicio, si algo tiene de bueno la fecha del 25 de septiembre es que la mayoría de la ciudadanía vasca se verá privada de la precampaña, ya que "prácticamente no habrá prolegómenos electorales y serán los quince días oficiales de libre disputa por el voto los que, a modo de esprint, nos lleve al último domingo de septiembre".

No obstante, Mediavilla advierte de la "activación de una campaña" que pretende la invalidación como candidato del cabeza de lista de EH Bildu, Arnaldo Otegi, lo que considera era "una dinámica esperada".

"Esperada, extemporánea e inútil. Esperada porque desde amplios sectores del Estado se pedía desde hace tiempo la inhabilitación efectiva de Otegi como candidato, a tenor de determinada interpretación legal tras su anterior condena judicial", indica.

En su opinión, se trata de una cuestión que está "fuera de lugar porque, amén de la jurisprudencia existente en el caso del exparlamentario Iker Casanova, en el nuevo tiempo político que vive Euskadi la supresión de los derechos civiles de representación de una persona supone una excepción incompatible con el estado democrático".

"Además, perseverar en tal inhabilitación incorporará a la campaña electoral una dosis de incertidumbre, de inseguridad jurídica y de victimismo político que influirá en la opinión pública. Lo vivido en el pasado con las ilegalizaciones y todos somos conscientes de la repercusión pública que aquella desgraciada controversia tuvo", asegura.

Mediavilla defiende por ello que Otegi tiene derecho a ser candidato, a presentar sus propuestas, su programa y sus iniciativas. "Es más, quienes somos adversarios políticos de su proyecto electoral reclamamos que Arnaldo Otegi esté presente en los comicios. Que contraste abiertamente, con normalidad democrática, para que sea la ciudadanía la que libremente le exprese su adhesión o desapego", remarca.

PILAR ZABALA

Por otro lado, advierte de la existencia de "preocupantes indicios de sobreactuación es en la indisimulada presión mediática" dirigida a la recién elegida candidata de Podemos a la Lehendakaritza: Pili Zabala.

"Pili Zabala -para ella todos mis respetos- es candidata de Podemos porque así lo han determinado sus bases. No por ser víctima -que lo es-. Y mucho menos por la apelación a la cal viva", afirma.

De este modo, indica que a Zabala le asiste el derecho a hablar o a guardar silencio, por lo que "si prefiere no pronunciarse sobre la independencia de Euskadi, el abertzalismo de sus ideas o cualquier otra cuestión, está en su legítimo derecho".

"Hoy, Zabala representa a una formación política que, se quiera o no, cuenta con un notable respaldo popular en Euskadi, y se merece el respeto democrático de todos", expresa, para añadir que parece como si, de partida, "se pretendiera someterla a un encasillamiento premeditado que la identifique con esos estereotipos con los que determinados opinadores simplifican la realidad política vasca".

Por todo ello, manifiesta que Pili Zabala y Arnaldo Otegi deben poder presentar sus credenciales libremente a la ciudadanía vasca. "Libres de presiones y sin que contra ellos se forme premeditadamente estados de opinión que coarten sus palabras o sus silencios", finaliza.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.