La actuación tuvo lugar el domingo 31 de julio cuando los agentes realizaron diversas inspecciones en diferentes locales de ocio nocturno de Girona, ha informado la policía catalana este sábado en un comunicado.

Durante la inspección, concretamente en un bar musical, los Mossos detectaron que había una gran afluencia en el establecimiento.

Tras realizar el recuento correspondiente en la presencia del responsable del bar, los agentes constataron que había un total de 448 personas cuando la licencia del local le autorizaba a tener un máximo de 149 visitantes.

Los propietarios han sido denunciados por triplicar el aforamiento permitido; tener una vía de evacuación obstaculizada; realizar la actividad en una zona comunitaria; la discrepancia del aforamiento según la licencia de actividad, y por la acreditación caducada de los controladores del local.

Los Mossos realizaron un acta en la que constataron todas las infracciones detectadas y la remitieron a los Serveis Territorials de Joc i Espectacles de Girona, que será el organismo encargado de sancionar al establecimiento.

Consulta aquí más noticias de Girona.