Según ha informado el Ayuntamiento en una nota de prensa, para Cuenca, el hecho de que Granada sea "la única capital española sin conexiones ferroviarias" supone por parte del Gobierno central "un atropello sin precedentes hacia la ciudad y la provincia, además de un incalculable perjuicio para nuestra economía y para un sector tan importante como es el turismo".

El alcalde ha recordado, también, que el secretario de Estado de Infraestructuras se comprometió durante su última visita a Granada, el pasado 21 de junio, a ofrecer "una solución" en el plazo de quince días "y ya vamos para dos meses sin que se haya dignado a decir nada", ha lamentado.

Además de insistir en que la existencia de un Gobierno en funciones en España "no es excusa" para mantener este aislamiento ferroviario en Granada, Cuenca ha anunciado que en el momento en que se constituya un nuevo gobierno "este alcalde junto a la mesa del ferrocarril, irá a Madrid a exigir que se ponga fin a esta chapuza y a este despropósito".

El primer edil, quien ha afirmado que la mesa por el ferrocarril se reunirá de nuevo a finales de este mes, ha pedido una vez más la unidad de toda la sociedad granadina, al margen de ideologías políticas, tanto para recuperar la conexión ferroviaria como para exigir un AVE que llegue a Granada a través de la variante de Loja y de forma soterrada por el barrio de la Chana.

"La unión hace la fuerza y entre todos debemos luchar por lo que es justo, y es que Granada tenga una infraestructura ferroviaria definitiva, digna, competitiva y en las mismas condiciones que en otras ciudades", ha concluido el alcalde de Granada.

Consulta aquí más noticias de Granada.